Día a día del S.E.U. (extraído del Milicia n. 43)

La lucha contra los recortes

En la universidad, actuamos, en primer lugar, como universitarios, como estudiantes que somos.

Por ello nuestro primer deber es hacer frente a todo aquello que nos impide estudiar, ya sea a nosotros o a cualquiera de nuestros compañeros.

Y sin duda el más fuerte de esos motivos son las campañas neoliberales de los sucesivos gobiernos, ya sean de izquierdas o de derechas, que han rebajado la figura del estudiante, le han obligado a cursar unos años que no enseñan, sino que preparan para ser una herramienta de producción, y sobre todo, han aumentado las tasas y rebajado las becas impidiendo que muchos jóvenes no puedan acceder a los estudios universitarios.

1 2

Por ello, nos sumamos en Madrid, en la Complutense, a la campaña #Faltan45000, haciendo referencia a los 45000 estudiantes que no han podido acceder a la universidad este año por las medidas ultracapitalistas del Gobierno.

Dicha acción tuvo tanta repercusión que hasta la fotografía de los carteles en los que había tomado parte el S.E.U. salió en la prensa y fue muy difundida en las redes sociales.

Resistencia a la extrema izquierda

Como desde los años de nuestra fundación, los seuistas somos perseguidos en la universidad por los extremoizquierdistas a nivel de alumnado, y entre los profesores, tanto por los liberales de derechas como los de izquierdas, aparte de marxistas y anarquistas.

3 4

Los seuistas, a lo largo y ancho de la geografía española, encontramos indistintamente en la universidad un ambiente hostil, que no sirve sino para motivarnos al combate: per ardua surgo.

Ya los mejores seuistas derramaron su sangre en la Universidad, y, que no duden que nosotros estamos dispuestos a darlo todo, y cuando decimos todo es todo, por una universidad pública, gratuita, de calidad, nacional y revolucionaria.

Creando alternativa

No nos conformamos con el mero estar vegetativo, ni con acciones ínfimas o puntuales, en señaladas fechas o momentos claves, sino que nuestras aspiraciones más profundas son de fuerza estable y de sindicato combativo.

Por ello, nos lanzamos a la apremiante tarea de transmitir nuestro mensaje, que, para desgracia de unos y otros, es tan bien recibido entre el estudiantado medio: ni recortes de derechas, ni agitadores de izquierdas.

El estudiantado encuentra en nosotros una alternativa que no malgasta la fuerza juvenil en peleas bipartidistas. Por ello, cuanta mayor fuerza tomamos más envidia nace entre nuestros enemigos, multiplicándose las amenazas violentas y las denegaciones de crear una asociación.

Mientras la izquierda se afana en combatir fantasmas del pasado de forma irrisoria, la derecha aprovecha para destejer silenciosamente la universidad. En una sola facultad podemos encontrar las asociaciones Colectivo de Jóvenes Comunistas, Federación Ibérica de Juventudes Libertarias, Bloque Antifascista Estudiantil, Sindicato de Estudiantes, y muchos más: CEM, JGB, B13… Siglas y siglas que esterilizan la lucha estudiantil por una universidad de calidad.

Frente a esto, una solución: ¡la lucha!

Un sindicato: ¡el nuestro!

¡Estudio y acción!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s