El SEU en la huelga universitaria del 22-O

Aparecieron, sin que nadie supiera quién los había puesto, por todas las facultades. O mejor, algunos sí los sabían, pero mantenían un silencio intencionado: nadie sabía quién andaba detrás de la huelga que convocaba los carteles del 22-O. En una esquina, casi como muertas de vergüenza, los típicos símbolos que permitían identificarla como otra maniobra de la extrema izquierda: las banderas de acción antifascista, y el logo del feminismo. Lo de siempre, más o menos.

Sin embargo, nadie tenía claro en las aulas sobre si la huelga sería secundada o no. Lo que en realidad quiere decir, si habría piquetes o no, si sería impuesta o no, pues es el factor que determina que se siga. Pero nadie sabía nada. Pese a estar convocada a nivel nacional, recalaba su importancia en Madrid.

Y cuando un universitario habla de Madrid, quiere decir Ciudad Universitaria. Así que los militantes del SEU de Ciudad Universitaria decidimos darnos una vuelta por la zona, a hora temprana, viendo cómo se desarrollaba el ambiente, vista la cantidad de atropellos y abusos que comenten los piquetes de extrema izquierda en todas las huelgas. Es su día de crecerse y agredir a personas por su filiación política o religiosa.

Y, paradójicamente, no aparecieron las 4 caras, los 4 agitadores de siempre, que sí secundaron la huelga desde sus poltronas, mientras muchos estudiantes habían perdido su tiempo con estas provocaciones de falsa bandera. Antes de acudir a nuestras aulas, aprovechamos para dar un repaso a la zona.

Al final, por la tarde, sí se desarrolló una manifestación “estudiantil” (que se ha de leer, con la excusa estudiantil, pues estaba repleta de vividores del cuento, del palo, y de la subvención de IU), con la típica estampa de las manifestaciones de la extrema izquierda: zarapastrosos, exabrutos, gritos contradictorios y banderas de regímenes totalitarios desde la Edad de Piedra como mínimo.

Otros, que se hacen llamar sindicalistas y patriotas, decidieron apoyar el monopolio de la extrema izquierda. Nosotros seremos pocos, pero somos nosotros. No tan extrañamente son los mismos que piden al Gobierno la aplicación de la Constitución ante el desafío separatista.

Queda claro: sindicato nacional, sindicalista y revolucionario sólo hay uno: ¡el SEU!

¡Estudio y acción!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s