9 de febrero, Día del Estudiante caído.

El pasado 6 de febrero, otro año más, nos reunimos en el número 70 de la madrileña calle Juan Álvarez de Mendizábal donde, como indicamos en nuestra publicación anterior, cayó asesinado nuestro camarada Matías Montero.

Este acto, que ocupa un lugar especial en el corazón de los falangistas en general y de los seuistas en particular, comenzó con la entrega de las cinco rosas, que fueron depositadas por la camarada Laura del Parti Nationaliste Français. Posteriormente, una camarada de F.E. de las J.O.N.S. procedió a la lectura de la oración a los caídos de la Falange.

El turno de oradores correspondió a Alejandro Mille, Jefe Nacional del S.E.U. y a José Luis Marín, portavoz del mismo, cuyos discursos se adjuntan a continuación.

Por último, para finalizar el acto, nuestro Jefe Nacional, Manuel Andrino, junto con el Jefe Nacional de F.E. de las J.O.N.S., Norberto Pico, presidieron la entonación del Cara al Sol.

El recuerdo nunca es muerte, camarada Matías Montero…

¡¡¡PRESENTE!!!